Bulgaria        Julio 2015

Martes, 14 Julio, Málaga-Sofía

Salida desde Málaga a las 19:30. Sólo 7 minutos de retraso. Avión más pequeño de lo normal: sólo dos asientos por banda. Viaje muy corto ya que me entretuve con el móvil traduciendo y jugando. A la llegada en Sofia me esperan mis dos princesas: la grande y la pequeña.

Miércoles, 15 Julio, Sofía

Después de que me recogieran en el aeropuerto mis dos princesas y otro amigo de Sofía (Estefan) con su coche, pasamos la noche en el hotel Rila, como hemos hecho otras veces. Es buen hotel y además céntrico. En esta ocasión las vistas a Aleksander Nevsky y al teatro Ivan Vazov son insuperables. Por la mañana nos tomamos nuestro tiempo para dar una vuelta por el centro de Sofía. Visitamos la iglesia de la Rotonda, Aleksander Nevsky y unos restos subterráneos muy antiguos de Sofía. Más tarde quedamos con un amigo de Mariana, Petar, con el que almorzamos en un céntrico restaurante de Sofía que se llama Lavanda. Marta no comió lo suficiente, así que tuvimos que comprarle un trozo de pizza que se lo comió por la calle. Siguiendo con este paseo, llegamos al teatro nacional Iván Vazov. Delante de éste hay un café muy simpático donde disfrutamos de un mojito en unas sillas amplias y cómodas. Volvimos al hotel para descansar un rato y por la tarde fuimos a una especie de teatro-ópera en un parque enfocado a los niños donde Marta se lo pasó genial.

Más tarde quedamos con una pareja amiga nuestra con la que cenamos en un céntrico y atractivo restaurante italiano. Después volvimos al hotel.

Iglesia Rotonda, en el centro de Sofía, cerca del edificio presidencial

Instantánea familiar con el Teatro Nacional Ivan Vazov al fondo

Jueves, 16 Julio, Sofía-Yambol

Nos levantamos el 16 de Junio aún en Sofía pero con pensamientos de partir para Yambol a las 15:30. Dejamos el hotel, y antes de vernos otra vez con Petar dimos otra vuelta por el centro aprovechando que el hotel es céntrico. Paseamos por los baños turcos y por Tsum, una galería comercial que existe desde los tiempos del comunismo, todo esto haciendo tiempo para vernos con nuestro amigo. Al fin vos vemos con él y decidimos visitar el monasterio de Dragalevtsi a las afueras de Sofía. A mitad de camino cambiamos de opinión y ponemos rumbo a un centro comercial llamado "Paradise", ya que se nos echa el tiempo encima. No hay mucho que reseñar de este centro, todos los centros comerciales de todas las capitales son un calco el uno del otro. Sí que cabe decir que comí una exquisita comida turca: bulgur, brocheta de alas de pollo y calabacines al horno con yogur blanco y ajos. Todo esto regado con una Becks bien fría. Aquí sí que el tiempo nos jugó una mala pasada. Teníamos reservados billetes de autobús para las 15:30; a las 15:10 nos encontrábamos en el coche de nuestro amigo en medio de un atasco por obras. Nos bajamos del coche y encontramos una boca de metro a tan sólo cuatro paradas de nuestra estación de autobuses. Afortunadamente a las 15:25 llegamos y nos montamos en el autobús. Tres horas y cuarto más tarde estábamos en Yambol. Prácticamente habíamos cruzado Bulgaria casi de Oeste a Este en autobús.

Baños turcos

Mall Paradise, Sofía

Viernes, 17 Julio, Yambol

Amanece en Yambol a las 05: 00 A.M. Desayuno a las 09:30 y a las 10:00 paseamos por el centro de la ciudad. Hacemos un par de compras y a la vuelta nos encontramos con Antonia, la prima de Mariana. Nos sentamos en un café con ella y en unos 15 minutos se nos une el marido. Por la tarde más o menos a las 16:00 quedamos con una amiga, Maya. Ella nos llevó a un museo relativamente nuevo, el museo del Ejército. Mucha información del papel de Bulgaria en la primera y segunda Guerra Mundial. Aviones, tanques, escopetas, ametralladoras, pistolas, lanzagranadas... todo conservado en un estado bastante aceptable. Por la noche cena en un restaurante con otra pareja amiga nuestra. Velada agradable.

Museo del ejército en Yambol

Sábado, 18 Julio, Yambol-Ustrem

A la mañana siguiente decidimos ir a la aldea del abuelo de Mariana, donde éste último tiene su casa con terreno. El trayecto en coche es de una hora más o menos, entre Yambol y Ustrem (así se llama la aldea). Nos reunimos allí con la tía, madre, primo, esposa e hijos de Mariana. Hacemos un almuerzo tipo picnic a unos cinco minutos en coche de Ustrem, al lado del monasterio Sveta Troitsa, un lugar apartado de toda civilización y ruido. Pasamos la tarde allí y a la caída del atardecer volvemos a la aldea para dormir. Silencio absoluto por la noche, sólo interrumpido por alguno de los anímales de granja de la casa de al lado o algún chacal solitario en el monte.

Monasterio Sveta Troitsa, Ustrem

Domingo, 19 Julio, Ustrem-Yambol

Amanece en Ustrem, como siempre más temprano que en España. Son las 05:00 A.M. y ya va clareando. Poco a poco los demás se van despertando también. El primo de Mariana, su mujer e hijos (Iván, Nelly, Ioan y Victor) se tienen que desplazar a Varna, con lo cual empaquetan sus cosas y se van un poco antes. Nosotros, sin prisas, cogemos nuestras cosas, incluyendo algunos productos de granja y volvemos hacia Yambol; por el camino paramos en otra aldea para visitar a otra anciana amiga de la familia. La aldea se llama Dobroselets, de unos 800 habitantes. A las 14:00 más o menos volvíamos a Yambol. Almuerzo y siesta después del par de horas de coche que nos ha tomado llegar a casa. Ducha y más tarde cena familiar en Nashentsi, como hemos hecho otros años. Mañana nos preparamos para hacer unos cuantos cientos de kilómetros hasta Veliko Túrnovo más o menos con el coche que venimos alquilando hace un par de años a un chaval que lo tenía como taxi: un ford focus ranchera.

Casa de nuestra amiga en Dobroselets

Marta, Antonia (prima de Mariana) y Deni (marido), en la cena familiar

Lunes, 20 Julio, Yambol-Merdanya

Salimos temprano por la mañana, a las 10:15 rumbo a Merdanya. El muchacho del Ford Focus que alquilamos se retrasó media hora. Es el mismo coche que alquilamos el año pasado. Por 25 euros al día seguro que no encontramos nada con mejor calidad / precio. El camino ha sido relativamente tranquilo. Tras dos horas y cuarto habíamos llegado a nuestro destino. Aquí nos esperaba una villa con piscina, terreno y toda clase de comodidades, sobre todo para prepararte tu propia comida, tipo barbacoa. Quedamos en vernos aquí con mi cuñado, mi concuñada y su hija pequeña. Después de acomodarnos nos espera la piscina donde nos metimos toda la familia. Estaremos en este fantástico lugar unos tres días. Como curiosidad cabe decir que hay a nuestra disposición una bicicleta de montaña y un tándem también a pedales, ideales para dar una vuelta por los alrededores de la villa. Ahora nos disponemos a preparar la barbacoa que traíamos desde Yambol.

Villa que alquilamos en Merdanya (aldea cerca de Veliko Túrnovo)

Martes, 21 Julio, Merdanya

Hoy ha sido día de transición. Hemos pasado el día en nuestra casa de campo entre piscina, barbacoa y más piscina. A mediodía antes de comer decidimos visitar el monasterio de esta aldea; aunque el aspecto de éste no es desastroso, hemos estado en monasterios mejor cuidados. Íbamos a ir a Veliko Túrnovo por la tarde, pero Marta estaba un poco pachucha y hemos decidido dejarlo para mañana. Mucho calor, demasiado calor diría yo. La piscina ha sido hoy nuestra salvadora.

Piscina en nuestro chalet de alquiler

Miércoles, 22 Julio, Merdanya-Veliko Túrnovo

Marta parece que está un poco mejor, todo apunta a unas anginas veraniegas. Después del desayuno esta mañana decidimos visitar un monasterio cerca de Veliko Túrnovo, el Monasterio Preobrazhenski (de la Transfiguración). Al llegar allí vimos aparcado un coche con matrícula española. Saliendo del monasterio se nos dirige una pareja en español preguntando también si éramos españoles al oírnos hablar. De esta manera entablamos conversación. Él resultó ser el periodista, corresponsal de guerra y fotógrafo de la Cadena Ser y La Vanguardia entre otros medios, Gervasio Sánchez, quien informaba sobre el conflicto de Kósovo entre otros muchos. Interesante y agradable encuentro. Más tarde volvimos a Veliko Túrnovo a visitar una iglesia bastante significativa en la historia de Bulgaria. Hablamos de la Sagrada Iglesia de los 40 Mártires, donde yacen los restos de numerosos líderes, reyes y zares de la historia búlgara. De allí nos dirigimos de nuevo al chalet donde almorzamos.

La tarde empezó con una siesta seguida del obligado baño en la piscina. Y terminó en la terraza cenando. Una vida muy dura...

Mañana toca dejar este lugar maravilloso para ir a otro no menos atractivo. Arbanasi se llama el lugar y está muy cerca de la antigua capital de Bulgaria en algún momento anterior nombrada: Veliko Túvnovo. Leka nosht.(Лека Нощ).

Monasterio Preobrazhenski (exterior)

Sagrada Iglesia de los 40 Mártires

Jueves, 23 Julio, Merdanya-Veliko Túrnovo-Arbanasi

Amanece en Merdanya; esta mañana debemos de dejar el chalet. Antes de que haga más calor tenemos que salir, aunque el trayecto será corto, unos veinte kilómetros, el calor está asegurado. Nuestro destino es Arbanasi. Esta será la segunda vez que visitemos esta histórica y atractiva aldea muy cerca de Veliko Túvnovo. Llegamos a un complejo de apartamentos con amplios jardines y abundante arboleda donde puedes comer y beber en mesas de madera que se llama Arbanashki Xan. Habitaciones cuidadas hasta el más mínimo detalle.

Almorzamos en el hotel, descansamos un poco por la tarde y después pusimos rumbo a Veliko Túrnovo. Buscamos un parque en el centro donde se celebraba una exposición de música folklórica de distintos países. Estados Unidos, Japón, Brasil, Corea del Sur, entre otros tuvieron su representación en una tarde-noche interesante. A la vuelta, se nos hacía tarde y compramos un par de pizzas para comerlas en el hotel.

Arbanashki Xan

Festival Internacional de Folklore en Veliko Turnovo (País: Brasil)

Viernes, 24 Julio, Merdanya-Veliko Túrnovo

Después del desayuno pusimos otra vez rumbo a Veliko Túrnovo. El calor empezaba a apretar de nuevo y la visita a la fortaleza medieval de esta ciudad se hizo un tanto pesada, pero mereció la pena. El monumento se llama Tsarevets, en una colina visible desde prácticamente todos los puntos de la ciudad, y consta de unas murallas medievales que rodean a dos edificios en la zona elevada de la colina. Estos edificios son el Palacio y la Iglesia del Patriarca. Volvimos al hotel para almorzar, y tras una siesta, volvimos a Veliko Túrnovo, esta vez para ver la segunda parte del festival folklórico que en esta ocasión estaba dedicado íntegramente al folklore búlgaro. Bonito espectáculo. Cuando terminó volvimos a comer en la pizzería donde compramos pizzas el día anterior. Esta vez estaba abarrotado de gente. Si mal no recuerdo la pizzería se llamaba "Ego".

Festival Internacional de Folklore en Veliko Turnovo (País: Bulgaria)

Sábado, 25 Julio, Yambol-Belashtitsa

Después de un par de horas de camino, hemos vuelto a Yambol no sin antes haber desayunado y habernos despedido de mi cuñado, concuñada e hija. El camino ha sido bueno dentro de lo que es una carretera búlgara. Hicimos una parada para ver un monasterio cerca de Veliko Túrnovo, el monasterio de Kilifárevo durante unos 20 minutos. Hemos atravesado de norte a sur un conjunto de montes / montañas que atraviesan Bulgaria de Oeste a Este con su puerto de montaña correspondiente. A las 14:30 ponemos rumbo a Plovdiv. Una vez en Plovdiv nos dirigimos a la aldea de Belashtitsa, donde nos esperan nuestros amigos Bilana, Iván y sus dos hijos de la edad de Marta más o menos. Tras recibirnos en su casa nos vamos directamente al hotel donde pasamos la noche: Eko Hotel Zdravets. Tras una cena copiosa terminamos en nuestra habitación a las 23:30 hora local.

Eko Hotel Zdravets

Domingo, 26 Julio, Belashtitsa-Yambol

Después de despertarnos desayunamos en el hotel ya que estaba incluído en el precio. Fue un desayuno copioso. Antes de irnos del hotel nos tomamos una bebida a la sombra de un pino en unas mesas por detrás del hotel. Terminada ésta cogimos el coche de nuevo rumbo a Yambol.

Tras un par de horas de coche llegamos a nuestro destino. Descansamos un poco y nos vimos con otra pareja y sus dos hijos, amiga de la familia. Mañana será el último día en Yambol.

Marta y yo en un bar del centro de Yambol

Lunes, 27 Julio, Yambol-Sofía-Algeciras

Es el último día en Yambol. Hemos ido esta mañana a cambiar algo de dinero porque se nos hacía corto el que teníamos. A la vuelta hemos conducido un poco por el barrio gitano de la ciudad, cosa que me resulta bastante curiosa. Básicamente hoy es un día de transición y hay que aprovecharlo para estar con la familia. Mañana es un día largo, de despedidas y de viajes. Nos esperan tres horas y media de autobús y otras tantas de avión. Y después de aterrizar, una hora y media en coche.

Después de comer y de tomar nuestra siesta, hemos estado a unos 15 kilómetros de la ciudad, en un monumento que se llama Bakadzhik y que emana comunismo por sus cuatro costados. Cerca de este sitio hay una especie de parador, Complejo Hostelero Yambolen, donde casi nunca  he visto a nadie alojado. Solemos tomar algo por la tarde noche en este sitio, y de ahí venimos hace un par de horas. Acabamos de hacer las maletas y ya lo tenemos todo preparado para mañana.

Complejo Hostelero Yambolen