Castilla-León, Febrero 2016

Sábado 27 Febrero

Salimos de Algeciras a las 09:30. El tiempo parecia revuelto pero a medida de que nos alejábamos del Estrecho se iba mejorando poco a poco. A las 13:30 llegamos a Mérida donde comimos como de costumbre en nuestro favorito Gambrinus. Mariana y sus padres junto a Marta decidieron dar una vuelta por Mérida mientras yo daba una cabezada en el coche, conducir después de comer no es mi fuerte. Su paseo tomó desde las 14:30 hasta las 16:40. A las 17:00 estábamos camino a nuestro destino final, Villanueva del Conde y a las 19:40 lo alcanzamos. Contactamos con nuestro casero, Ulises, y nos condujo a nuestra casa en la aldea. Esta tiene una población de unos 160 habitantes, y está en un enclave privilegiado debido a su contacto directo con la naturaleza. Descargamos el equipaje, y tras una charla con Ulises para explicarnos un poco lo que se puede visitar por la zona, encendimos la chimenea y cenamos. El tiempo era bastante aceptable exceptuando las bajas temperaturas que oscilaban entre los 3 y los 4 grados centígrados.

Mariana en la Plaza Central de Villanueva del Conde

Nuestro apartamento en la aldea

Domingo 28 Febrero

Amanece con buen tiempo en Villanueva del Conde. Soleado pero con una temperatura bastante baja, u nos 4 ó 5 grados centígrados. Pusimos rumbo a Miranda del Castañar alrededor de las 11:00 de la mañana. Este municipio de Castilla y León tiene unos 460 habitantes y está a sólo 15 minutos en coche de donde pernoctábamos. Entre otras cosas visitamos la tienda museo "La Muralla" de donde compramos un vino tinto de la tierra que cayó esa misma noche para cenar. Al terminar en esta aldea pusimos rumbo a Mogarraz. A las 12:20 más o menos llegamos a nuestro nuevo destino. Es un pueblo muy particular ya que en el año 1967 surgió una iniciativa artística que consistió en pintar en las fachadas de las casas los retratos de sus habitantes. Me detuve a hablar con una persona mayor que me explicó cómo fue aquella iniciativa; como parte de su explicación me condujo hasta la puerta de su casa y me enseñó su retrato en su fachada hecho unas cuantas décadas atrás. Llegó la hora de marcharnos de este pueblo para visitar el siguiente, La Alberca, catalogado como uno de los pueblos más bonitos de España. Eran las 13:45 cuando llegamos así que buscamos directamente m sitio donde almorzar. El sitio elegido fue "La Cantina de Elías" donde salimos satisfechos y con fuerzas para proseguir la visita. Este pueblo, sin ser demasiado grande , era mucho más grande que los dos anteriores. Su población es de unos 1200 habitantes. Nos atrajo la atención una tienda que vendía unos zapatos muy llamativos entre otras cosas. Mariana se compró un par y Dimo se compró una gorra. Terminamos con este pueblo a las 16:30 más o menos, poniendo nuestro punto de mira esta vez en la "Peña de Francia", un pico a unos 1730 metros de altitud donde se puede acceder en coche. Había mucha nieve en este pico ya que en días anteriores cayeron varias tormentas de nieve. El tiempo se estaba poniendo cada vez más desagradable hasta el punto de que nos llegó a nevar en el camino de vuelta. La nieve era tan copiosa que no pudimos llegar ala cima, tuvimos que conformarnos con quedarnos a unos 200 metros de la cima por la cantidad de nieve que había sobre la carretera. La lluvia impidió que visitáramos nuestra próxima aldea, San Martin del Castañar, volviéndonos directamente a nuestro apartamento en Villanueva del Conde. Después de una vuelta por este último pueblo, nos quedamos al calor de la chimenea y una cena caliente.

Miranda del Castañar

Mogarraz

Lunes 29 Febrero

Nos levantamos a las 09:30 con un cielo soleado aunque la temperatura seguía baja. Desayunamos y nos dirigimos a Salamanca, a una hora y veinte minutos en coche. A las 12:00 de la mañana llegamos a esta ciudad. Entramos directamente a la catedral y de allí buscamos un lugar para almorzar. El lugar elegido fue el restaurante "Don Quijote". Al salir decidimos ir a la Universidad de Salamanca, lugar famoso por el prestigio que tiene al ser la mejor de España. Terminada esta visita vimos el tren que hace la ruta turística estaba preparado para salir y nos subimos para ver Salamanca ayudados por los comentarios de la guía y sobre ruedas. Este placer duró una media hora después de la cual fuimos a la Plaza Mayor, lugar que tienes que visitar forzosamente si visitas esta ciudad. A las 18:00 estábamos en nuestro camino de vuelta a nuestra aldea. En este trayecto tuvimos la oportunidad de presenciar una escena poco común: un grupo de 30 ó 40 ciervos pastando al lado de la carretera. No era de extrañar porque aquel territorio era coto privado de caza donde crian y alimentan a estos animales para que posteriormente sirvan de trofeos de caza mayor.

Una vez en nuestro apartamento encendimos la chimenea y cenamos con la mente puesta en el día siguiente, el día de nuestro regreso a casa.

 

Plaza Mayor, Salamanca

Catedral de Salamanca

Lunes 29 Febrero

Llegó la hora de volver a casa. Han sido tres días intensos y con muchos kilómetros en coche. Las aldeas y pueblos que hemos tenido ocasión de visitar eran pintorescos y únicos, Ahora tocaba despedirnos de Ulises, un anfitrión de altura. A las 11:00 estábamos en nuestro camino de vuelta a casa. Cáceres fue nuestra primera parada. Dimos una vuelta por la parte antigua y después buscamos un sitio donde comer. El lugar elegido fue la "Tapería Los Ibéricos", un lugar donde comimos bastante bien a base de tapas. A las 16:00 dejamos Cáceres rumbo a Algeciras sin parar. Debo admitir que tantos kilómetros me dejaron cansado aunque nuestro coche era amplio y cómodo. Eran las 20:30 cuando llegamos a casa.

Cáceres

Cáceres, Plaza Mayor