Madrid                   Octubre 2016

Viernes, 28 Octubre, Algeciras-Madrid

Intentamos salir de casa lo más temprano posible, y así hicimos, a las 08:30 estábamos camino de la capital de España. Teníamos por delante un viaje en coche de unos 670 kilómetros, así que nos acomodamos lo mejor que pudimos para que el viaje se nos hiciera lo más corto posible. Tras varias centenas de kilómetros, una vez pasado Despeñaperros paramos para almorzar en un restaurante de Santa Cruz de Mudela llamado "El Puente" a las 13:00 horas. Una vez terminamos de almorzar descansamos unos veinte minutos en el coche y así evitar que el sueño influyera en la conducción. Llegamos a Madrid a las 16:30, concretamente a la calle Sedano 25, muy cerca de la parada de metro "Colonia Jardín", al apartamento que alquilamos junto a Ivan, Maria y su hijo Ogi, de la edad de Marta, vía Airbnb. Cogimos el metro hasta "Lavapiés" por donde estuvimos dando un paseo hasta que decidimos sentarnos en la "Cervecería San Andrés" en plena plaza de San Andrés y muy cerca de la iglesia del mismo nombre. Proseguimos una vez terminamos en la cervecería con nuestro paseo por el barrio hasta que se aproximó la hora de la cena. Decidimos entrar en un bar-restaurante llamado "La Curruteka" de donde salimos más que satisfechos por la calidad de la comida, el precio y el trato recibido por el servicio. Una vez terminamos la cena proseguimos nuestro paseo por Lavapiés donde había un grandísimo ambiente al ser Vienes por la noche. Cogimos el metro de vuelta al apartamento y a las 23:00 estábamos preparados para dormir.

Bar La Curruteka, sitio ideal para disfrutar de una buena comida

Grupo de chicas tocando en las calles de Lavapiés

Sábado, 29 Octubre, Madrid

Salimos del apartamento a las 10:00 como teníamos previsto. Cogimos el Metro hasta "El Retiro" donde pasamos la mañana. Decidimos alquilar una barca a remos, paseo que duró 45 minutos. Una vez acabamos de remar nos dirigimos a ver el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, los dos dentro del Retiro. La visita a estos dos palacios no nos tomó más de 15 minutos ya que sólo se ven por fuera. Nos sentamos después en un self-service donde nos tomamos unas copas antes de ir a almorzar de nuevo a Lavapiés. Entramos en el Restaurante Achuri donde comimos muy bien y muy barato. Estaba abarrotado de gente aunque tuvimos suerte de coger una mesa para seis personas. Minutos despúes no cabía un alfiler en el recinto...

Con nuestros estómagos llenos pusimos rumbo al Jardín Botánico, una vasta extensión de terreno con plantas clasificadas y un invernadero para las que necesitaban unas condiciones especiales de humedad y temperatura. Muy cerca de allí quedaba el Museo del Prado que se podía visitar gratis de 18:00 a 20:00, y es que en realidad la visita al Jardín Botánico era para hacer tiempo para visitar gratis el "Museo del Prado". Como era de esperar se formó una gran cola para entrar; estuvimos una media hora esperando y al fin entramos en el Museo. Allí pudimos admirar, entre otros muchos grandes artistas, a Goya, y dos obras en particular me llamaron la atencion: "La lucha con los mamelucos" y "El 3 de Mayo en Madrid". A las 20:30 estábamos en el apartamento. Allí cenamos y nos fuimos a la cama temprano ya que, no en valde, habíamos hecho más de 22 kilómetros andando por Madrid...

Paseo en barca por el lago del Retiro

Puerta de entrada del Museo del Prado

Domingo, 30 Octubre, Madrid-Segovia

Amaneció en Madrid y tuvimos que ajustar nuestros relojes con el horario de invierno. A las 10:00 AM salimos de casa rumbo a Segovia. Como no cabíamos todos en el coche, Mariana tuvo que ir en autobús. A las 11:30 y evitando la autopista llegamos a nuestro destino. Tuvimos que esperar a Mariana en la Plaza Mayor de Segovia unos quince minutos, aunque Ivan, María Marta, Ogi y yo habíamos visitado previamente el Acueducto. Una vez estuvimos todos reunidos de nuevo entramos a ver la Catedral, un monumento impresionante en el que estuvimos más de una hora admirándolo. Se acercaba la hora del almuerzo y teníamos que decidir qué restaurante elegir. Uno de los más conocidos por su calidad en la ciudad era el "Mesón Casa Cándido", pero lo descartamos por que hacía falta reserva  previa. Tras preguntar a Google nos dió como opción un restaurante llamado "La Criolla" que resultó estar justo al lado del "Mesón Casa Cándido". Al ser Domingo estaba totalmente abarrotado, pero hablamos con la encargada y nos buscó una mesa para seis. Allí degustamos el famoso cochinillo segoviano, una auténtica delicia al paladar. Cuando terminamos de almorzar pusimos rumbo al Alcázar. Nuestra visita a esta fortaleza nos tomó de 16:00 a 18:00. Nos dirigimos esta vez a la estación de autobuses donde Mariana tenía que coger el autobús de vuelta a Madrid. Como era de  esperar,  largas colas en la autopista, tanto para pagar como a la entrada de Madrid. A las 20:30 estábamos de vuelta en el apartamento. Buscar un sitio para cenar en nuestro barrio fue algo más complicado. Con la ayuda de Google de nuevo elegimos un bar de tapas que se llamaba "El Rincón de Javier". Casi éramos los únicos clientes y por un precio muy módico cenamos de maravilla. A las 23:00 ya estábamos de vuelta en nuestro apartamento dispuestos a descansar después de un agotador día.

Acueducto de Segovia

Detalle del interior del Alcázar

Lunes, 31 Octubre, Madrid

Salimos del apartamento a las 11:00 y cogimos el metro hasta Colón donde nos esperaba una exposición de Superhéroes hechos con Lego. Dos grandes colas nos esperaban, una para sacar entradas y otra para entrar a la exposición en sí. Una chica que trabajaba en la taquilla nos dijo que tenían problemas para facilitar las entradas y que los que pudiéramos las sacáramos con nuestros móviles y nuestras tarjetas de crédito. Así hicimos y de esta forma nos ahorramos un rato de espera. En la otra cola afortunadamente  se esperaba poco y entramos antes de lo esperado. La exposición era en el Centro Cultural de la Villa Fernán Gómez. Eran formidables las figuras de todos los superhéroes de cómics, desde Batman a Spiderman pasando por infinidad de figuras de cómic que yo ni siquiera sospechaba que existían. Una vez terminada nuestra visita a la exposición cogimos el Metro hasta "Plaza España" y una vez allí fuimos andando hasta el "Templo Debod", un regalo del gobierno egipcio a Madrid. Almorzamos en un restaurante cercano a este templo de nombre "Los 100 balcones" de donde salimos bastante contentos tanto por la calidad de la comida como el precio que pagamos por ella. Seguidamente nos dirigimos al Palacio Real y de allí a "Gran Vía" y la calle Preciados donde me metí a visitar el Fnac mientras los demás visitaban "Sol". Nos reunimos de nuevo a las 19:45 en la estatua del "Oso y el Madroño" donde empezó un espectáculo de Break-Dance callejero con unos bailarines de excepción. El espectáculo fue bonito mientras duró: la Policia Local abortó el baile, cosa que no gustó nada al  numeroso público que había aglutinado el baile. Decidimos volver al apartmento donde cenamos con nuestra mirada puesta en la vuelta a casa del día siguiente.

Batmóvil hecho con piezas de Lego

Marta, Mariana y yo delante del Palacio Real

Martes, 01 Noviembre, Madrid-Algeciras

Llegó la hora de volver a la vida normal. Desayunamos, hicimos las maletas de nuevo y nos despedimos de Maria, Ivan y Ogi. Partimos de Madrid a las 11:00, y después de repostar el coche pusimos rumbo a Jaén. Una vez que estuvimos cerca de Despeñaperros nos resultó difícil encontrar un lugar para almorzar por el camino. Ante esta dificultad decidimos entrar en Jaén para buscar algún bar o restaurante que mereciera la pena. Dimos con uno que más o menos tenía buena pinta y decidimos entrar. Se llamaba "Casa Rafa" y almorzamos bastante bien. Para evitar el sueño en lo que quedaba de trayecto, decidí echar una cabezada durante unos 25 ó 30 minutos en el coche. Reanudamos nuestro camino hasta casa después de esta minisiesta, llegando a nuestro destino a las 19:30.

Boca de Metro Colonia Jardín, a escasos 200 metros de nuestro apartamento, que nos facilitó nuestra estancia en Madrid